45 años trabajando para Helados Lauri.

Pronto cumplirá 70 años, que se dice pronto. Una buena edad para esta mítica heladería tradicional de Málaga. Y es que Helados Lauri ha conseguido superar todas las adversidades que han ido retando al negocio, que, como podrás imaginar, no han sido pocas: lleva en pie desde 1952. Y no, la pandemia tampoco ha podido con esta heladería, algo que nosotros teníamos muy claro.

Lo teníamos muy claro porque les conocemos bien. Siempre contamos que nuestra empresa es un negocio familiar que ya va por las tercera generación. En Helados Lauri llevamos trabajando desde la primera. 45 años de lealtad y servicio para estos grandes profesionales.

Por supuesto, el frío ha ido evolucionando a lo largo de los años. «Mi padre iba a comprar barras de hielo para las cámaras al puerto y las cargaba en su bicicleta, más de cien kilos» contaba Juan, hijo del fundador Eliseo Lauri, en una entrevista. Unos bloques de hielos que sólo duraban 24h y había que volver al día siguiente a por más. Una locura. Nosotros llegamos hace más de cuatro décadas para ahorrarle preocupaciones y regalarles tiempo. Así pueden centrarse en la verdadera pasión de su negocio: fabricar los mejores helados.

Porque si hay algo que tienen claro en Helados Lauri, es que, para conseguir un producto excepcional, hay que apostar por la calidad en todo. Y en todo también significa en frío. Por eso, ellos prefieren que trabajemos con tanques de glicol, ya que el hielo húmedo consigue que los helados queden más cremosos. De hecho, las grandes heladerías italianas están regresando a los tanques de glicol, pues los prefieren al hielo seco del sistema de vitrinas.

Hace unos días nos pasamos por allí, debidamente protegidos, para ayudarles con la reapertura. Le hemos hecho una puesta en marcha de todas las máquinas heladeras, una limpieza de las baterías condesadoras, regulación de temperatura y todos los controles que han sido necesarios para asegurarles un funcionamiento óptimo.

Son muchas las heladerías que se están planteando abrir de nuevo ahora que ya hace buen tiempo y estamos en fase 1. Nosotros estamos encantados de ofrecer nuestra profesionalidad y buen hacer para ayudar con la reapertura y que vaya todo como la seda. ¿Quién sabe? Puede que nos una esta pandemia y sigamos juntos dentro de 45 años, como con Helados Lauri. A los que por cierto, aprovechamos este momento para agradecerles su lealtad y confianza. ¡GRACIAS!

USAMOS COOKIES

Nuestra web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Puedes encontrar todos los detalles en nuestra Política de cookies