Aguacates y mangos y sus características de conservación

J. Garrido frutas tropicales

En la Axarquía malagueña lo saben bien: la conservación de los mangos y los aguacates no es una cosa sencilla. Y es que estos frutos tropicales necesitan unas condiciones de temperatura y humedad muy concretas para su correcta maduración.

Nosotros, en J. Garrido, que también ‘somos tropicales’, lo tenemos claro. Y por eso, y porque conocemos muy bien el producto y su conservación, podemos ayudarte a que tu empresa de subtropicales consiga la excelencia tropical.

Pero, ¿quieres saber qué tipo de frutos tropicales se cultivan en nuestra Axarquía y cuáles son las características de conservación de cada uno? ¡Pues aquí te lo contamos!

Conservación de los mangos y los aguacates

La Axarquía malagueña es una tierra característica por su clima subtropical que favorece el cultivo de frutos como el aguacate, el mango o la chirimoya. Junto con la llamada Costa Tropical granadina, es la zona de España desde dónde se exportan más frutos de este tipo a la Unión Europea.

Los tipos más comunes de aguacate que se cultivan en la zona de la Axarquía son:

  • Hass.- la variedad más cultivada a nivel mundial. Este tipo de aguacate se caracteriza por su piel oscura (casi negra) y rugosa durante la madurez.
  • Fuerte.- Tiene forma de pera y sus semillas son de tamaño medio. De color verde vivo, su peso oscila entre 141 y 400 gramos.
  • Bacon.- Su forma también se asemeja mucho a la de una pera, y, sin embargo, son de color verde más oscuro. La piel de los Bacon es delgada, fina y brillante.
  • Reed.- De forma redondeada, el Reed es un aguacate de piel de color verde oscuro y brillante y de piel ligeramente gruesa.

Las condiciones recomendables para la conservación de aguacates son de entre 4 y 7 ºC con un 80-90% de humedad relativa. Esto varía un poco si el fruto está verde (sin madurar aún), en cuyo caso se aplican temperaturas de entre 5 y 13 ºC. Si los aguacates, sin embargo, están listos para su consumo, la temperatura óptima es de entre 2y 4 ºC.

Si bien es cierto que bajo estas condiciones los aguacates se pueden conservar durante bastante tiempo (cerca de un mes), no es muy recomendable hacerlo, o al menos, no, si no se sabe cómo. Para que nos entendamos, tan sólo un profesional de la refrigeración industrial -como lo somos en J. Garrido- puede evitar que se den problemas de maduración en casos de largo almacenamiento.

Los mangos más comunes en la zona de la Axarquía son:

  • Osteen.- Esta variedad es la más producida en España. Tiene una piel de color rojo púrpura, gruesa y no comestible y es una excelente fuente de vitamina A. 
  • Kent.- Dulce, afrutado y jugoso, el Kent tiene una forma más bien alargada. Su piel es de color amarillo y rojizo.
  • Keitt.- Con un toque ligeramente ácido, su carne es firme y contiene menos azúcar que otras variedades.
  • Palmer rojo.- De color rojo-amarillento y forma alargada, el Palmer rojo tiene un sabor dulce y suave.

Los mangos se conservan a temperaturas entre los 8 y los 13 ºC, aunque esto va a depender mucho de la variedad de la que sean y el grado de maduración que tengan.

Es fundamental que su almacenamiento se realice en atmósfera controlada ya que así se ralentiza su proceso de maduración. Según sus características, los mangos se pueden almacenar en cámaras profesionales específicas entre tres y seis semanas (plazo que se reduce hasta dos o 4 semanas en una cámara normal).  

Y ahora que te hemos contado cómo hay que almacenarlos, ¿qué te parece si te damos algunos trucos para elegirlos?

Elige bien tus aguacates:

  • Sin apretar para no dañarlos, haz una ligera presión en la parte del tallo para averiguar el grado de madurez. Si cede ligeramente está en su punto. En caso de que esté duro, le faltarán unos días para su consumo. Y si cede mucho, el aguacate estará pasado.
  • En los aguacates Hass, el color delata el grado de madurez. Si está verde, es que está duros. Si su color es un poco más azulado, es que está madurando. Y si está negro, ¡está listos para su consumo!

Elige bien tus mangos:

  • Al tacto: si está ligeramente blando, está listo para comer.
  • Si al acercar la nariz a la parte del tallo desprende un olor fuerte, dulce e intenso es que está en su punto de maduración perfecto.
  • Si, sin embargo, el olor que desprende es un poco ácido o que recuerda al alcohol, es señal de que el mango ya está pasado.

¿Sabes que en J. Garrido Refrigeración somos especialistas en sistemas de frío para frutos subtropicales? Por eso, si tienes una empresa de tropicales, nos ofrecemos a hacerte una visita, asesorarte en tus instalaciones y facilitarte alternativas y mejoras para aumentar tu eficiencia energética y la calidad de tus productos.

¿Te interesa? ¡Entra aquí y te lo contamos todo!

USAMOS COOKIES

Nuestra web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Puedes encontrar todos los detalles en nuestra Política de cookies