Juan Garrido: «buscamos las soluciones más eficientes a nivel de consumo energético”.

Hablar de J. Garrido Refrigeración es hablar de trabajo en equipo. Pero hay algo que todo gran equipo -como el nuestro- necesita y es un buen director de orquesta. Y nosotros contamos con el mejor: Juan Garrido.

Al ser hijo de frigorista, Juan comenzó a desarrollar su vocación desde que era muy jovencito. Y ahora tenemos el privilegio de que él mismo nos cuente cómo fueron sus comienzos y el de la empresa que, orgullosamente, dirige. Así, explica, que, todo empezó “cuando me convertí en autónomo una vez Braun cerró sus puertas. Era una empresa de referencia en refrigeración en Andalucía en la que había trabajado como ayudante desde los 16 años.”.

Los comienzos fueron complicados debido a mi corta edad aún, mi falta de experiencia y por supuesto la competencia en el sector”, continúa Juan. Y es que, “después del cierre de las empresas que eran referencia en nuestro gremio, los trabajadores se distribuyeron de muy distintas maneras pero claramente llenaron el mercado de oferta con la que competir y luego estaba la falta de clientes… todavía”.

Pero las cosas empezaron, poco a poco, a ir bien; claro que no fue un camino de rosas, según explica, “la disciplina en el trabajo, los estudios por mi cuenta de frío (en estos tiempos no existían los estudios reglados ni sin reglar de refrigeración), mis muchas horas de trabajo y la lucha constante de búsqueda de nuevos clientes y por supuesto y no lo puedo obviar, la compañía y ayuda inestimable de mi mujer Magdalena” le llevaron hasta donde está hoy.

Además de dirigir J. Garrido Refrigeración, Juan Garrido es profesor de Formación Profesional, una experiencia que le ha aportado mucho: “en primer lugar, la grata tarea de poder compartir con muchos alumnos e incluso profesores, la dificultad técnica de este oficio, pero principalmente el saber que a día de hoy muchos de ellos se encuentran trabajando en lo aprendido. Es aún más gratificante cuando me lo hacen saber y me lo agradecen… Me agradecen el haber sido capaz de transmitirles mis conocimientos de una forma coloquial y didáctica sin grandes complejidades técnicas, como requiere nuestra labor”.

¿Anécdotas? Tiene miles, Juan. Pero le gusta contar que, cuando comenzó a enseñar, “los recursos didácticos (libros, manuales, hojas técnicas) eran tan limitados que, finalmente, tuve que elaborar y escribir mi propio temario técnico, totalmente actualizado. En él reflejaba -y refleja- la realidad de nuestro oficio a pie de calle, una realidad bastante alejada de lo que se impartía en el interior de las aulas. Y, además, un temario apoyado por multitud de proyecciones, fotografías de instalaciones reales y cálculos de instalaciones de frío también adaptadas a la realidad, ya que no disponía ni de proyector”.

“La tarea más complicada”, a nivel de gestor, puntualiza, “sigue siendo la relación con los clientes. Poder establecer unas relaciones comerciales/técnicas con el grado de fidelización de la que gozamos actualmente, es una tarea muy complicada y más con tantos años de recorrido. Hay miles de factores que podrían influir en que esto no fuera así, ya que, la atención técnica es un proceso complicado que tiene todos los ingredientes para enturbiar una relación comercial. Sin embargo, como digo, el grado de fidelización es altísimo en su porcentaje actual”.

En un segundo plano, la relación entre los trabajadores de la empresa y la gerencia; encontrar una forma de equilibrarla, llevarse bien, trabajar a una, es algo que, en J. Garrido, siempre ha cobrado una gran importancia, y “entiendo que lo llevamos de una forma más que satisfactoria, la relación de un día a día debe ser de una confianza extrema y podemos decir que gozamos de unas relaciones fantásticas sabiendo que cada uno de nosotros ocupamos el lugar que nos corresponde”.

Asegura que no echa en falta su trabajo como técnico frigorista, porque aunque no esté “a pie de calle, sí estoy toda mi jornada de trabajo con una relación directa con la parte técnica independientemente de la parte de gestión y relaciones externas”. “En absoluto estoy desconectado de esa parte y pienso que más que probablemente eso no ocurrirá, la parte que normalmente haría una ingeniería interna la realizo y desarrollo yo mismo. Por eso mi gestión está siempre muy encaminada a la parte de relaciones con taller y llevar a cabo los cálculos técnicos necesarios”.

“Dentro de un mundo cada vez más globalizado”, concluye, “nuestro sector no es una excepción”. “Las constantes amenazas referentes al cambio climático nos afectan en una gran medida ya que, debido a la carga contaminante de los gases refrigerantes, estamos obligados a búsqueda constante de las soluciones técnicas que nos conduzcan a la utilización de tecnología cada vez más eficiente y Eco Friendly y maquinaria en constante evolución”. “Estamos en contacto con nuestros proveedores y clientes, tanto nacionales como internacionales, para encontrar las mejores soluciones y las más eficientes a nivel tecnológico y de consumo energético”.

USAMOS COOKIES

Nuestra web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Puedes encontrar todos los detalles en nuestra Política de cookies