Magdalena Rodríguez: «lo más importante es que se consiga la conexión entre proveedores, trabajos y clientes»

Magdalena es ese brazo que siempre está dispuesto a remar, para volcar toda su experiencia en hacer que las gestiones de la empresa estén organizadas y controladas al milímetro. «Estoy aquí desde los inicios, como parte de la familia que soy».

«En un principio llevando la administración en los ratos libres, pues en esos momentos yo trabajaba en una empresa ajena». Pero, claro, al poco tiempo todo comenzó a crecer y a demandar más funciones por su parte. «Dejé el trabajo para dedicarme por completo a las necesidades de la empresa».

«Mi formación es de administrativa, pero no me plantee el querer dedicarme a ello desde el principio» . De hecho, a lo largo de su vida laboral, también se ha encargado de otras tareas laborales distintas a las labores administrativas, ya fuese por necesidad o por las circunstancias.

Y, aunque Magdalena no atribuye el éxito de su trabajo a ningún truco o rutina especial, explica que la clave «es estar prácticamente las 24 horas del día en alerta, investigando distintas estrategias y pendiente en cada momento de las necesidades que puedan tener la empresa y los clientes, anotando cada detalle de gestión que pueda favorecer al funcionamiento de la misma. Lo que es obvio es que la experiencia y los años trabajando te van enseñando a gestionar de la mejor de las maneras».

Para ella «lo más importante en básicamente que todo fluya y que se consiga esa conexión entre proveedores, trabajos y clientes». Asimismo, es clave la comunicación con los técnicos, que siempre han de mantenerla informada de todo el trabajo realizado, y el tiempo y material que se emplea en cada intervención.

«Y, por supuesto, que el cliente, cuando requiera de nuestros servicios, quede satisfecho desde el momento de aviso de avería hasta que se finaliza el trabajo a realizar» .

Por otra parte, es muy importante gestionar exhaustivamente el control de facturación de clientes y proveedores, que todos los albaranes de compra coincidan perfectamente con las facturas para realizar los pagos. «Realmente no podría decir que es lo más importante, son tantos los detalles y gestiones que todo tiene su importancia, y debe estar milimetrado y al detalle», explica Magdalena.

Y, aunque trabaja en un sector muy masculinizado por la alta presencia de hombres en el equipo, cuenta que jamás se ha planteado esta cuestión. «Aquí cada uno tiene su cometido y su labor en la empresa, por lo que todas las decisiones, normas o aportaciones que se hacen desde la parte administrativa se respetan y se acometen, siempre que sea por el bien de todos y por el de la propia empresa. Asimismo, todo lo que aporten o se decida desde la parte técnica, si es viable y repercute para mejorar, se implementa igualmente, ya que cada departamento tiene su importancia».

Además, como no podría ser de otra manera, Magdalena dice que le satisface muchísimo profesionalmente cuando todo está controlado, tanto en la parte administrativa como en la técnica o financiera. «Cuando hay algo que no tengo bajo control, trato de emprender todas las acciones necesarias para dejar el trabajo bien finalizado».

USAMOS COOKIES

Nuestra web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Puedes encontrar todos los detalles en nuestra Política de cookies