Alejandro Luque: «estamos más al pie del cañón que nunca»

Alejandro Luque J. Garrido

Alejandro Luque es la última incorporación al equipo de frigoristas de J. Garrido. Lleva poco tiempo en filas pero gracias a su saber hacer y buen humor, se ha hecho, ya, imprescindible en el equipo. Feliz de trabajar en un sector esencial como la refrigeración, cuenta que lo que más le gusta de J. Garrido es «poder resolver y ayudar a nuestros clientes. Que confíen en nosotros poniendo en nuestras manos sus negocios, en definitiva, sentirme realizado».

Explica que, tras formarse como técnico en instalaciones eléctricas y haber trabajado algún tiempo en el sector, sintió la necesidad de seguir preparándose. Investigó, conoció a personas del sector de la refrigeración industrial, «y decidí empezar con la formación. A día de hoy puedo decir que fue una decision más que acertada».

«No nos damos cuenta», explica, precisamente al respecto de la importancia de la refrigeración industrial como sector esencial en nuestro día a día, «de que hay que dar servicio a hospitales, comercios, hoteles… y hay que transportar productos en camiones frigoríficos».

Su trabajo, asegura, es muy variado, «se hace muy ameno». El equipo, no en vano, acomete, cada día, todo tipo de trabajos que van desde el mantenimientos, hasta la ejecución de reparaciones y la puesta en marcha de nuevas instalaciones.

Trabajar durante una pandemia

Trabajar durante el confinamiento, cuando la mayor parte de la población estaba confinada en casa se le hizo muy raro al principio «y algo incómodo», se sincera. Al igual le ocurrió cuando, además de ser parte de un sector esencial se vio trabajando con equipo de protección, algo que, en marzo, no era habitual aún. Pero con el tiempo «y estando seguros de que la única forma de estar protegidos es cumpliendo con las normas de seguridad, te conciencias y he acabado acostumbrándome».

refrigeración sector esencial
El equipo, al principio de la pandemia

«Sinceramente, doy las gracias de pertenecer a un sector esencial, el cual no puede permitirse parar«, continúa. «Más que nunca hemos estado al pie del cañón y eso ha hecho que en el sector de la refrigeración industrial haya existido oferta de empleo».

«Llevo relativamente poco tiempo perteneciendo a esta familia y como en todo en la vida, he tenido que pasar por un periodo de adaptación, nuevos compañeros, nuevas formas de trabajar, clientes… pero puedo decir que poco a poco he ido integrándome y cada día me encuentro mas  cómodo y con más ganas de seguir aportando y creciendo junto a esta gran empresa», concluye.

USAMOS COOKIES

Nuestra web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Puedes encontrar todos los detalles en nuestra Política de cookies